viernes, 16 de abril de 2010

Condicionamiento clásico y condicionamiento operante en la escuela

El condicionamiento clásico y el operante están presentes durante toda nuestra vida estudiantil. Situándonos en el ámbito escolar vamos a definir estos dos conceptos y a ofrecer ejemplos para asimilarlos totalmente.
El condicionamiento clásico es un aprendizaje por asociación. Normalmente no es controlado por una persona y es algo que se produce de forma intrínseca debido a un estímulo exterior. Imaginemos una clase de niños de primaria. El maestro tiene todos los nombres de los alumnos en la pared. Cada día alguien será el ayudante del profesor, si se porta bién esa semana. El alumno al que le toque ayudar al maestro tendrá una imagen de un sol encima de su nombre. En este ejemplo el condicionamiento clásico está presente en el sentimiento de alegría que tiene el niño de ver acercarse su turnoy, debido a ello está mucho más contento y se portará mejor. El hecho de que a un niño le toque ayudar a su profesor es un condicionamiento operante ya que se quiere que el alumno "opere" de una determinada forma (en este caso portarse bién) y se ofrece un reforzador para hacer que el comportamiento sea sistemático. El reforzador debe ofrecerse siempre que el niño actue de forma deseada, ya que de forma contraria el efecto de la recompensa desaparecerá y el niño dejará de "operar". Este fenómeno se denomina "extinción" y ocurre por igual en el condicionamiento clásico ya que si desaparece el estímulo sistemáticamente la respuesta condicionada se extinguirá.
Cabe mencionar que el condicionamiento operante trabaja con conductas. Se utiliza de modo que una conducta cambiará debido a sus consecuencias. Si a un alumno se le castiga por hacer algo inadecuado se le castigará o se le privará de algo que le gusta. El alumno dejará de llevar a cabo esa conducata "detonadora" de un conflicto para así evitar las consecuencias. Del mismo modo, se refuerza una conducta (portarse bién) mediante recompensas relevantes para el niño o la niña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada